Actualidad Slider Tecnología — 25 abril 2012

El gigante Amazon anunció finalmente la compra de su proveedor de robots, Kiva Systems. El acuerdo se ha conseguido gracias a los 775 millones de dólares que se han puesto sobre la mesa.

Desde hace años, Kiva se encargaba de proporcionar a Amazon los robots que necesitaba para la logística de sus productos en sus grandes naves de almacenaje. En el nuevo plan estratégico del gigante de ventas online, se incluye una redimensión de sus redes a una escala aún mayor, rebasando sus propios límites. Esto influye en una necesidad de mayor centros de almacenaje y una demanda de robots que vaya en consonancia.

“Amazon ha estado usando automatismos desde sus comienzos, y la tecnología de Kiva será un esfuerzo más por optimizar la productividad” declaró Dave Clark, vicepresidente de Amazon. “Kiva comparte nuestra pasión por la innovación”.

Kiva, hasta la fecha empresa de Massachussetts, construye robots para automatizar los trabajos en los inmensos almacenes de grandes empresas americanas, como Gap, Staples y Saks.

Su fundador y director ejecutivo, Mr. Mountz, se ha mostrado encantado por la operación, ya que confirma el crecimiento de la propia empresa y les hace más fuertes ante la posibilidad de aumentar las soluciones de servicios que ofrecerán en el futuro.

Esta adquisición se ha realizado mientras Amazon va añadiendo centros de distribución de manera indiscriminada para dar servicio a su creciente masa de consumidores. La compañía también ha mejorado su servicio Premium, que por sólo 79 $ al año, ofrece el envío de los productos en tan solo dos días.

Se espera que la transacción se complete hacia la mitad de 2012.

En el saturado mundo de las ventas por internet, el gigante Amazon ha intentado desde un comienzo tomar un signo de identidad con su basta variedad de productos, sus precios competitivos y el envío temprano.

Kiva sera la segunda adquisición más cara de Amazon, por detrás de los 847 millones de dólares que pagaron por Zappos.com en 2009.

Orange Kiva

El robot Orange Kiva

Un ejército de robots Orange Kiva no es barato. Un kit inicial de robots vendría a costar entre uno y dos millones de dólares, una legión de 1000 robots para trabajar en un gran almacén costaría entre 15 y 20 millones de dólares.

Pero no todo el esfuerzo viene en cuestión económica, después del pago vendría la logística: preparar el software de los robots y los sistemas de red dentro del almacén requiere seis meses de planificación, modelado, simulación y testeo. Por último los managers deben tener unas sesiones de “instrucción” con sus próximos subalternos automáticos.

Pero una vez que el sistema está en funcionamiento, la compañía ahorra cuantiosas cantidades de tiempo y dinero de sus costes fijos.

Share

About Author

Actualidad Pyme

Información imprescindible actualizada para el universo de los emprendedores, autónomos y pymes de España. Actualidad Pyme

(0) Readers Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*