Actualidad Autónomos Slider — 27 febrero 2014

Hasta Septiembre de 2012, las retenciones que tenían que pagar los autónomos españoles correspondientes al IRPF era del 15%, pero con la venida de la crisis y las reformas llevadas a cabo por el Gobierno de Mariano Rajoy, ese 15% se subió hasta el 21%.

Pero ese 21% se elevó con la promesa de que sería algo temporal, en teoría hasta finales de 2013, aplicando paulatinamente en los próximos años unas bajadas correspondientes.  Sin embargo los problemas que mantiene la Hacienda Pública hicieron que la retención del 21% se prorrogara a todo el año de 2014, y las bajadas empezaran en 2015.

Varias asociaciones de autónomos, como ATA, han estado presionando y pidiendo una modificación y reforma de los tipos de retención en los autónomos, y es que no se considera justo que la retención por ser autónomo sea lineal con independencia de la renta que pueda tener cada autónomo. Por lo que estas organizaciones piden que el tipo de retención sea variable en función de los ingresos, lo mismo que cualquier asalariado.

Últimamente se escucha que el Gobierno de Mariano Rajoy se está planteando esta reforma, y hacer que los autónomos con rentas más bajas puedan volver a tributar con el antiguo IRPF del 15%.

Una medida tal, ayudaría a muchos autónomos con rentas bajas a poder llegar a final de mes con una posición más desahogada, e incluso salvar algunos puestos de trabajo, que con retenciones tan altas pierden rentabilidad y viabilidad.

Todavía no se sabe a ciencia cierta como sería el hipotético nuevo modelo para establecer las retenciones de cada autónomo, ya que muchos de ellos no tienen un salario asegurado anual, sino que varía según muchos factores durante cada ejercicio, y un autónomo que por ejemplo en 2013 facturó 100.000€, puede que en 2014 facture 50.000€. Esta impredecibilidad, hace que una de las soluciones sea establecer la retribución basándose en años precedentes y en la evolución del mismo.

Por el otro lado se encuentra la corriente que cree que un modelo de retención del IRPF variable para los autónomos según sus ingresos puede ser negativo para la Hacienda Pública. Pero no sólo por el hecho de que bajarían las retribuciones de los autónomos con ingresos bajos, sino que se podría disparar las economías B, para obtener una reducción en las retenciones.

Tendremos que esperar hasta la reforma fiscal que se prevé que saldrá adelante antes de primavera para ver si se modifica este modelo o se mantienen las retenciones lineales.

Share

About Author

Actualidad Pyme

Información imprescindible actualizada para el universo de los emprendedores, autónomos y pymes de España. Actualidad Pyme

(0) Readers Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*