Pymes Slider — 05 septiembre 2012

Cristiano Ronaldo está triste, y son múltiples las conjeturas que se están sacando estos días sobre cuál puede ser su motivo; crisis con los compañeros, el club no lo cuida, problemas con su pareja… pero podría ser algo más sencillo y que todos podemos sufrir: el Síndrome Postvacacional.

Y es que da igual lo famoso que seas, el dinero que tengas, el dinero que ganes, o las vacaciones que hayas tenido; volver al trabajo después de unas merecidas vacaciones siempre cuesta. Aunque es verdad que a unos más que a otros…

Según ha declarado el psicólogo Esteban Cañamares para EuropaPress, aunque parezca algo generalizado en todos los que volvemos de vacaciones, sólo el 35% de la población padece este síndrome realmente.

¿Qué es exactamente el Síndrome Postvacacional?

Es verdad que el síndrome o depresión postvacacional cada vez se le está dando mayor importancia ya que hasta hace unos años era un concepto desconocido (aunque eso no quiere decir que no se sufriera). Aún así hoy en día no está clasificada dentro del concepto de enfermedad a nivel internacional.

Podemos entender por síndrome postvacacional como un trastorno pasajero del estado de ánimo relacionado con la finalización del periodo vacacional y la vuelta a nuestra rutina diaria. Es decir, cuando terminamos nuestras vacaciones y volvemos a nuestro trabajo se produce un proceso de adaptación, si este proceso fracasa, aparece el síndrome/depresión postvacacional.

¿Qué síntomas tiene?

Los síntomas pueden variar mucho de una persona a otra, aún así vamos a nombrar algunos de los más habituales (aunque no es necesario sufrirlos todos):

–          Pérdida de Concentración en el trabajo; que puede verse exteriorizada en forma de desidia, bloqueo mental, o incluso algún tipo de angustia.

–          Insomnio; normalmente acompañado de somnolencia durante el día.

–          Cansancio

–          Apatía

–          Molestias en el estómago.

La solución:

No existe una solución garantizada 100% y científica, sino ciertos consejos a la hora de incorporarse al trabajo, aunque como en todo en mejor la prevención que el remedio:

–          Volver de tus vacaciones a tu casa habitual un par de días antes para que la vuelta sea transitoria.

–          Si se cuenta con jornada intensiva, intentar volver de las vacaciones pudiendo disfrutar al menos de un par de días con esta jornada, que hará la vuelta más fácil.

–          Intentar incorporar a la rutina diaria actividades que pueden considerarse placenteras, como hacer deporte, quedar con amigos…

–          Dormir bien y en cantidad esos primeros días.

–          Dejar un par de días de vacaciones que puedan hacernos pensar en un plan futuro que nos motive.

–          Establecerse objetivos laborales a corto plazo que aumenten nuestra motivación personal.

Por lo tanto Cristiano, es normal que después de unas vacaciones a todo lujo, sea duro volver a tu rutina diaria de entrenar un par de horas y jugar un par de partidos de fútbol a la semana, pero verás como poco a poco con el cariño del club, de tus compañeros, y con una subida de sueldo se te pasa la depresión postvacacional…

Por cierto, una subida de sueldo se nos había olvidado como solución al síndrome postvacacional…

Share

About Author

Actualidad Pyme

Información imprescindible actualizada para el universo de los emprendedores, autónomos y pymes de España. Actualidad Pyme

(0) Readers Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*