Actualidad Emprendedores — 17 febrero 2014

El último dato de afiliaciones a la Seguridad Social publicado por el Ministerio ha registrado un aumento de las afiliaciones al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de 29.856, lo que supone un 1% con respecto a enero de 2013.

Este tímido dato parece querer dar la razón al Gobierno, que con la llamada Ley de Emprendedores, en vigor desde julio de 2013, hacía hincapié en la necesidad de que en España se dieran las condiciones para que hubiese un aumento en el número de trabajadores por cuenta propia.

Pareciera que el deseo del Gobierno fuera reducir el número de desempleados a costa de convertirlos (con una hipotética e ilusa tasa de conversión 1:1) en autónomos, como si así se fuesen a solucionar de un plumazo y para siempre el problema del desempleo.

Sin embargo, la semana pasada hemos conocido los resultados de la EPA del último trimestre de 2013, y son muchos los datos que encontramos en ella que chocan frontalmente con dicho optimismo. Uno de los más relevantes ha sido analizado por la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE).

En su estudio, la UATAE llama la atención sobre el hecho de que el número de empresarios autónomos empleadores –es decir, aquellos que dan trabajo a otros– ha descendido en los últimos cinco años casi un 25% en toda España, siendo el número registrado a finales de 2013 de 875.700, mientras que a finales de 2008 era de 1.165.300.

Sólo Canarias ha conseguido capear el temporal durante estos últimos cinco años, presentando un aumento del número de sus autónomos empleadores de casi un 3%. Entre el resto de las Comunidades, la peor parada ha sido Extremadura (un descenso del 33,6%), seguida de Cataluña (33,3%), Cantabria (32,8%). En Madrid la cifra es de 30,3% menos.

Para la Secretaria General de la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE), María José Landaburu, «es necesario que el Gobierno haga una reflexión sobre esta importante pérdida de actividad y de empleo y especialmente sobre las medidas necesarias, que no pueden ser sólo promover nuevas iniciativas de emprendimiento, también deben orientarse a mantener vivo lo que ya existe y evitar cierres».

 Además, otras de las conclusiones de la UATAE se centraban precisamente indicadores más o menos preocupantes como por ejemplo el descenso del número de 3.300 autónomos industriales durante el año 2013.

Son interesantes las reflexiones de Landaburu, que tiene claro que el futuro saludable de un país pasa no necesariamente por un mayor número de emprendedores, sino por una mayor solidez de los emprendedores que este tiene.

Es cierto que las medidas de apoyo a emprendedores han de ser entendidas como una parte de un conjunto más global de medidas dispuestas a reactivar la economía, no pueden quedarse solo ahí. El autoempleo puede ser una buena solución para cada individuo en particular, pero es responsabilidad de los dirigentes pensar en soluciones más a largo plazo y para el conjunto de la sociedad.

En lo que a los emprendedores se refiere, es fundamental que los autónomos se vean con el respaldo financiero –pero también político y social, por qué no decirlo, de esto hablaremos más adelante– para que puedan ampliar su negocio, crear empleo y crecer, repercutiendo de manera positiva en la economía.

 Alfonso Martínez Pérez
Director – La Letra Correcta
 
 

Share

About Author

Actualidad Pyme

Información imprescindible actualizada para el universo de los emprendedores, autónomos y pymes de España. Actualidad Pyme

(1) Reader Comment

  1. ¿Cómo puedo publicar un artículo en Actualidad Pyme?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*