Actualidad Marketing Slider — 20 enero 2014

Ya son varios los clientes que nos comentan en las reuniones que van a incorporar un becario en breve y entre sus funciones va a estar la de Community Manager. Si existiera un ranking oficial de malas prácticas en cuanto a gestión de redes sociales, creo que esta estaría en el top 3. El boom de los becarios como sustituto de los profesionales con experiencia está en su momento álgido.

Más allá de que la función de un becario es «trabajar» o «aprender trabajando», pero esto está más en el terreno de la idiosincrasia empresarial que otra cosa, la pregunta clave es si un becario puede hacer las labores de Community Manager.

En teoría, un becario puede encargarse de generar contenidos para las redes, puede encargarse de subirlos a las redes, contestar comentarios, etc. Incluso si se pagan ciertos servicios, puede que obtenga hasta analíticas avanzadas. Es decir, puede hacer todo lo que se supone que un Community Manager debe hacer.

Sin embargo, un becario también podría recoger facturas, incorporarlas en el sistema de contabilidad, obtener informes económicos, presentar declaraciones a Hacienda y hacer todo lo que un contable se supone que debe hacer. ¿le confiarías el área de contabilidad de la empresa a un becario? ¿No verdad?

No dudamos de que un becario con conocimientos en marketing pueda ser un gran Community Manager, así como tampoco dudamos de que haya becarios con conocimientos en Administración de Empresas que puedan actuar como contables.

La clave no está en si «puede», sino en si «debe». La contabilidad es llevada por un contable, el cual cumple ciertas funciones y responsabilidades que otros no deben desempeñar y menos un becario, que al fin y al cabo, es un profesional en formación. En el caso de las redes sociales ocurre lo mismo: se requiere de un profesional con unas funciones y responsabilidades que otros no deben desempeñar.

Lo que hay que entender, es que la gestión de la comunicación de una empresa no es un trabajo que pueda tomarse a la ligera, ya que, igual que una declaración de hacienda con errores puede conllevar multas, una presencia en redes sociales mal gestionada puede afectar muy negativamente a la empresa.

Nuestra recomendación para cualquier empresa: contrata a un profesional con experiencia y conocimientos para gestionar los asuntos y funciones importantes de tu empresa (contabilidad, comunicación, distribución, etc.). Si crees que no merece la pena contratarlo in-house, externalizalo.

Carlos Jiménez García
Director Comercial de Creativos Prácticos España
Linkedin | Web

Share

About Author

Actualidad Pyme

Información imprescindible actualizada para el universo de los emprendedores, autónomos y pymes de España. Actualidad Pyme

(3) Readers Comments

  1. No puedo estar más de acuerdo con lo que se dice en el artículo. El empresario, en general, se piensa que con publicar varias veces al día está el trabajo hecho, y no es así, o sí puede ser así pero entonces no se tendrán los resultados recomendables. Hay que tener una estrategia, sembrar y luego recoger. Pobre profesión que se desvirtualiza cada día

    • Laura,

      gracias por tu comentario. Efectivamente, la labor de un community manager es compleja y no debería tomarse a la ligera.

  2. ¿es cierto que es un puesto que especialmente está lleno de estrés?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*